Saltar al contenido

Escriben Novela Basada en Ex Presidente Ollanta Humala

Ollanta Humala

La novela Madre mía (Editorial Apogeo) de Manuel Gonzáles Saldaña, basada ficticiamente en ciertos rasgos de la vida del ex presidente de la República ayacuchano Ollanta Humala Tasso, es un trabajo que admiro por la vitalidad de la prosa, la belleza de la forma, y la fluidez del ritmo narrativo que en ciertos pasajes se elevan como una torre de éxtasis y explosión de emociones.

Además maneja muy bien el lenguaje de los personajes, los tonos de sus diálogos, el tipo de narrador omnisciente (o narrador en tercera persona), y la aplicación de técnicas narrativas que embellecen una obra, como el melodrama que da fe de la solidez de esta novela.

El autor de Madre mía maneja muy bien la etopeya, que son los rasgos psicológicos y morales de un personaje, como el plasmado caricaturescamente en el protagonista Charles, quien es un capitán que en un universo paralelo ha sembrado el terror en los noventa en el poblado de nombre real Madre Mía.

Este personaje, que en la novela está caracterizado como sórdido y deplorable, caricaturizado y desbordante, ha llegado a matar al novio de una bella joven a quien pretendía y le rechazó. Es decir, un personaje autoritario, déspota y de sangre fría.

La viuda, que espera un hijo en el vientre del finado y teme un acto de mayor represión, tendrá que huir lejos de Madre mía bajo la sombra del terror, la misma sombra oscura que heredará su hijo, sus suegros, y su propia familia. Y toda esta travesía, toda esa aventura literaria, se elabora en esta novela.

Decir de Madre mía que es una novela netamente política, sería incorrecto. Como decía Mario Vargas Llosa, toda literatura es siempre una iconoclastia, una rebelión, una corrección de algo que es malo o incorrecto, que nos hiere y nos fastidia con su persistencia.

Lo correcto sería decir que es una buena literatura, una literatura que critica y muerde a través de una ficción, de una mentira, que como afirmaba el Nobel peruano, siempre engloba una verdad. Y para mí esta verdad, que Vargas Llosa no precisa a cabalidad, es una verdad moral.

Recordemos que aquel capitán Charles ha sido el otrora fundador, en la novela, del Partido Nacional Socialista Incaico (NASI, con ese, véase el sarcasmo). Ustedes podrán imaginar (con el cronotopo Madre mía, el cargo de capitán de este personaje, la época de la violencia política de los ochenta y noventa), la fuerte carga política de la novela.

Pero lo político es casi una evidencia a todas luces. Este personaje Charles desplegará una campaña peligrosa con tal de borrar del mapa histórico a los testigos de sus barbaridades cometidas en Madre mía, con el fin de eliminar las trabas que puedan amenazar su futuro político, creando una atmósfera de tensión y desesperación.

Sin embargo, el autor hace gala de un humor ácido, de una especie de sarcasmo, que como decía un estudioso de La colmena de Camilo José Cela, aquella risa mordaz es la otra cara de la exasperación, del miedo reprimido; es decir, un gesto de contradicción, en medio del dolor y la felicidad que está presente en todas las vidas de todos los seres humanos.

Por eso, recomiendo esta novela para poder compartir el placer que ustedes sentirán al terminar de leerla, al igual que lo que pasó conmigo. Gracias.

Francois Victor Villanueva Paravicino

Escritor peruano (Ayacucho, 1989). Bachiller en literatura por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Finalista del I Concurso Iberoamericano de Relatos BBVA-Casa de América “Los jóvenes cuentan” (2007). Textos suyos aparecen en la antología Recitales “Ese Puerto Existe”, muestra poética 2010-2011 (2013). Ha publicado el libro de relatos Cuentos del Vraem (2017) y el poemario El cautivo de blanco (2018). Tiene diversas publicaciones literarias en antologías, revistas y diarios. Actualmente cursa la Maestría en Escritura Creativa de la UNMSM.