Saltar al contenido

Sífilis: Entonces y Ahora

Sífilis: Entonces y Ahora - antropologia-fisica - syphilis

Los investigadores están centrándose en el origen de la sífilis y enfermedades relacionadas, que continúan asolando a la población humana unos 500 años después del primer caso documentado.

ANTIGUA ENFERMEDAD: Dos pacientes de sífilis, una mujer en la cama y un hombre sentado en un taburete, ambos cubiertos de lesiones, son retratados en este corte de madera desde 1497, apenas tres años después de que la enfermedad se extendió por Europa por primera vez. Un médico sostiene un frasco de la orina de la mujer que ha sido muestreada para su análisis, mientras que otro aplica un ungüento que contiene mercurio a las piernas del hombre -un tratamiento que a menudo se dice que es peor que la enfermedad. © SCIENCE SOURCE/COLORIZATION BY JESSICA WILSON

A finales del siglo XV, el caos reinó en Nápoles, Italia. Invitado por el Papa Inocencio VIII, el rey francés Carlos VIII invadió la ciudad con 25.000 soldados. Poco después, una terrible nueva enfermedad apareció entre los soldados y las prostitutas que los acompañaban. Hierve tan grande como bellotas que estallan y dejan costras, terribles dolores articulares, carne podrida, y un olor asqueroso torturó a los infectados. En los albores del siglo XX, se estimaba que hasta el 10 por ciento de los residentes de Londres, el 15 por ciento de los parisinos y el 20 por ciento de los reclutas del ejército estadounidense tenían la sífilis de la enfermedad doblada después de que el héroe de un poema del siglo XVI sufriera la infección como castigo por insultar al dios Apolo.

La bacteria pálida, en forma de sacacorchos responsable del brote, Treponema pallidum, fue identificada en 1905, y la prevalencia de la infección se desplomó en el mundo desarrollado después del descubrimiento de los antibióticos. Sin embargo, aproximadamente 12 millones de personas son diagnosticadas con sífilis cada año, y sigue siendo un importante problema de salud pública en los países de bajos ingresos.

Sigue habiendo desacuerdo sobre el origen de la sífilis. Mucha evidencia parece apuntar con el dedo a Cristóbal Colón y su tripulación, quienes podrían haber detectado el patógeno en su legendaria primera visita al Nuevo Mundo. Algunos han afirmado que la enfermedad existía en Europa antes de la época de Colón, sin embargo, con los cambios ambientales o sociales durante el Renacimiento causando que estallara con una venganza. Los historiadores se han preguntado durante mucho tiempo si los pasajes vagos de los textos famosos describen o no la sífilis, y los argumentos sobre las fechas de los documentos históricos pertinentes son comunes.

Recientemente, muchos investigadores, incluido nuestro grupo, han adoptado un nuevo enfoque para el estudio del origen y evolución de la sífilis y sus primos, y la amplitud de estas enfermedades llega hoy en día. Aprovechando las técnicas de la genética, la antropología biológica y la ecología de las enfermedades de la fauna silvestre, los investigadores de la sífilis están empezando a responder preguntas que han sido consideradas durante cientos de años. La información esquelética, genética y ecológica que los científicos están descubriendo ahora podría informar nuestra comprensión de cómo T. pallidum ha evolucionado y cómo podemos controlarlo mejor hoy en día.

Profundo como un hueso

ASOCIADOS DE BIOPHOTO/FUENTE DE LA CIENCIA; © ASOCIADOS DE BIOPHOTO/FUENTE DE LA CIENCIA PATÓGENO VÍCTIMO: Sífilis, guiñadas y bejel, conocidas colectivamente como enfermedades treponémicas, son causadas por diferentes subespecies de un espiroqueto (Treponema pallidum; subsp. en la parte superior). Las enfermedades pueden hacer que la carne se pudra, llevando a lesiones cutáneas desagradables (llagas de guiñada que se muestran en el centro), así como áreas similares a cráteres en el exterior del cráneo (arriba) y cavidades poco profundas en los huesos de la espinilla.OTIS ARCHIVOS HISTÓRICOS NAT’ L MUSEO DE SALUD Y MEDICINA / WIKIMEDIA COMUNESdespués de que gobernantes de toda Italia se unieron para expulsar al rey Carlos VIII de Nápoles, los soldados franceses regresaron a casa, llevando sífilis con ellos. Los historiadores médicos han utilizado documentos históricos para rastrear la rápida propagación de la infección a través de Eurasia. Sin embargo, retroceder en el tiempo para descubrir dónde se originó la sífilis ha resultado ser más difícil.

El momento de la primera epidemia llevó a los eruditos contemporáneos a postular que la sífilis se originó en el Nuevo Mundo y fue transmitida al Viejo Mundo por Colón y su tripulación, quienes regresaron a Europa justo antes de la invasión de Nápoles por parte del rey Carlos VIII. Conocida como la hipótesis colombiana, esta explicación dominó para Hun.