Saltar al contenido

¿Antropología una Ciencia? La Declaración que Profundiza una Grieta

¿Antropología una Ciencia? La Declaración que Profundiza una Grieta - ciencias-sociales, antropologia-social, antropologia-cultural, antropologia-aplicada - malinowaski en melanesia haciendo trabajo de campo

Por NICHOLAS WADEDEC. 9, 2010

Los antropólogos han sido arrojados a la confusión sobre la naturaleza y el futuro de su profesión después de que la Asociación Antropológica Americana, en su reciente reunión anual, decidiera eliminar la palabra “ciencia” de una declaración de su plan a largo plazo.

La decisión ha reabierto una tensión prolongada entre los investigadores en disciplinas antropológicas basadas en la ciencia -incluidos arqueólogos, antropólogos físicos y algunos antropólogos culturales- y los miembros de la profesión que estudian la raza, la etnia y el género y se ven a sí mismos como defensores de los pueblos indígenas o de los derechos humanos.

Durante los últimos 10 años las dos facciones han pasado por una fase de amarga guerra tribal después de que el grupo más activo políticamente atacara el trabajo sobre el pueblo yanomamo de Venezuela y Brasil por Napoleón Chagnon, un antropólogo orientado a la ciencia, y James Neel, un genetista médico que murió en 2000. Con las heridas de este conflicto aún frescas, muchos antropólogos basados en la ciencia se sintieron consternados al saber el mes pasado que el plan a largo plazo de la asociación ya no sería avanzar en la antropología como ciencia, sino más bien enfocarse en el “entendimiento público”.

Hasta ahora, el plan a largo plazo de la asociación era “hacer avanzar la antropología como la ciencia que estudia a la humanidad en todos sus aspectos”. La junta ejecutiva revisó este último mes para decir: “El propósito de la asociación será promover el entendimiento público de la humanidad en todos sus aspectos”. A esto le sigue una lista de subdisciplinas antropológicas que incluyen la investigación política.

La palabra “ciencia” ha sido eliminada de otros dos lugares de la declaración revisada.

La presidenta de la asociación, Virginia Domínguez, de la Universidad de Illinois, dijo en un correo electrónico que la palabra había sido abandonada porque la junta buscó incluir antropólogos que no ubican su trabajo dentro de las ciencias, así como aquellos que sí lo hacen. Dijo que la nueva declaración podría modificarse si la junta recibía alguna buena sugerencia para hacerlo.

El nuevo plan a largo plazo difiere de la “declaración de propósitos” de la asociación, que no ha cambiado, dijo el Dr. Domínguez. Esa afirmación todavía describe a la antropología como una ciencia.

Peter Peregrine, presidente de la Sociedad de Ciencias Antropológicas, afiliada a la Asociación Antropológica Americana, escribió en un correo electrónico a los miembros que los cambios propuestos socavarían la antropología estadounidense, e instó a los miembros a dar a conocer sus puntos de vista.

El Dr. Peregrine, que trabaja en la Universidad de Lawrence en Wisconsin, dijo en una entrevista que la eliminación de las referencias a la ciencia “sólo hace saltar por los aires” las tensiones entre las dos facciones. “Incluso si la junta vuelve a la antigua redacción, el gato está fuera de la bolsa y correteando por ahí arañando los muebles”, dijo.

Atribuyó lo que él veía como un ataque a la ciencia a dos influencias dentro de la antropología. Una es la de los llamados antropólogos críticos, que ven a la antropología como un brazo del colonialismo y por lo tanto algo que debe ser eliminado. La otra es la crítica posmodernista de la autoridad de la ciencia. “Mucho de esto es como el creacionismo en el sentido de que se basa en el rechazo del argumento y el pensamiento racional”, dijo.

El Dr. Domínguez negó que los antropólogos críticos o el pensamiento posmodernista hubieran influido en la nueva declaración. Dijo en un correo electrónico que era consciente de que los antropólogos orientados a la ciencia habían expresado de vez en cuando preocupación y desaprobación por sus colegas no científicos. “La marginación nunca es una experiencia bienvenida”, dijo.
Traducido de:

Fuente: https://www.nytimes.com/2010/12/10/science/10anthropology.html