Saltar al contenido

Introducción a los métodos etnográficos

critica literaria

¿Qué son los métodos etnográficos?

Los métodos etnográficos son un enfoque de investigación que examina:

  • a la gente en su entorno cultural;
  • sus actos así como sus palabras;
  • tanto lo implícito como lo explícito;
  • la forma en que interactúan entre sí y con su entorno social y cultural;
  • lo que no se dice tanto como lo que se dice;
  • su lenguaje, y los símbolos, rituales y significados compartidos que pueblan su mundo, con el objeto de producir un relato narrativo de esa cultura en particular, en un contexto teórico.Ejemplos
    “La investigación etnográfica nos permite considerar y representar a los actores como creadores y ejecutores de sus propios significados. La misma manera en que nos dicen lo que hacen le dice al investigador mucho sobre lo que es significativo para y en la investigación. Añade riqueza y textura a la experiencia de llevar a cabo investigaciones”.
    (Stuart Hannabuss, “Being there: ethnographic research and autobiography”, Library Management, Vol. 21 No. 2)

“En términos generales, los estudios etnográficos permiten a los investigadores sumergirse en el entorno empírico elegido durante largos periodos de tiempo. Durante este tiempo, la experiencia del investigador, en términos de su participación y/u observación en el lugar de la investigación, se utiliza para generar una interpretación narrativa de los eventos que tuvieron lugar”.
(Colin Dey, “Methodological issues: the use of critical ethnography as an active research methodology”, Accounting, Auditing & Accountability Journal, Vol. 15 No. 1).

En “Using ethnography in strategic consumer research” (Qualitative Market Research: An International Journal, Vol. 6 No. 4), Richard Elliott y Nick Jankel-Elliott citan a un antropólogo famoso por describir la etnografía como “deep hanging out” y enumeran sus principios de la siguiente manera:
“la primera es que implica el estudio del comportamiento en entornos naturales, `ensuciarse el asiento de los pantalones en el mundo real, no en la biblioteca’ (Fielding, 1993, p. 157). La segunda es que no se puede desarrollar un conocimiento adecuado del comportamiento social sin una comprensión del mundo simbólico de los sujetos de estudio, viendo el mundo a través de sus ojos y usando sus significados compartidos, el proceso empático de verstehen. Esto implica aprender el idioma en uso: dialecto, jerga, usos especiales de las palabras, neologismos. El tercer principio es que requiere una presencia prolongada sobre el terreno, “la inmersión a largo plazo en el contexto aumenta la probabilidad de encontrar espontáneamente momentos importantes en los acontecimientos ordinarios de la vida diaria de los consumidores y de experimentar incidentes reveladores” (Arnould y Wallendorf, 1994). Un cuarto principio es el de la participación en la vida cultural para “caminar una milla en sus zapatos” y desarrollar una comprensión de los significados culturales y simbólicos y de las “reglas locales” (Hochschild, 1979).

Requieren un estudio prolongado y su uso se limita generalmente a poblaciones pequeñas en entornos particulares.

Etnografía organizacional

La etnografía es un estudio de la cultura, y la etnografía organizacional mira la cultura de las organizaciones. Según Singh y Dickson (2002), la cultura organizacional existe dentro de las mentes de las personas que componen esa organización, mientras que la etnografía organizacional se ocupa de los entornos en los que tienen lugar las relaciones sociales entre actores que se fijan metas particulares. Esta cultura evoluciona con el tiempo, contiene culturas y subculturas dominantes y está sujeta a sus propias reglas, ritos, mitos y símbolos.

Historia de los métodos etnográficos

La etnografía tiene su origen en la antropología social, y en particular en el trabajo de Malinowski, cuyo texto fundamental Argonautas del Pacífico Occidental describe su experiencia de vivir durante mucho tiempo con los isleños del Pacífico Sur, y aconseja al antropólogo que pase al menos un año en el campo, aprenda el idioma y viva como una de las poblaciones que estudia. También fue asumida por la sociología en la década de 1930, cuando la escuela de Chicago estudió “subculturas desviadas” en la América urbana en la gran depresión. También tiene fuertes vínculos con la hermenéutica, que es una forma de entender los textos históricos mirándolos en su contexto cultural (como en la crítica de forma bíblica).

Las primeras etnografías fueron criticadas por su postura distanciada, particularmente por las antropólogas feministas, pero recientes adaptaciones del método lo utilizan en la investigación de acción, donde la propia población del estudio se involucra en la solicitud de información y significado.

Parámetros de investigación

Los métodos etnográficos son cualitativos, inductivos, exploratorios y longitudinales. Alcanzan una descripción densa y rica en un área relativamente pequeña.

El proceso real de recopilación de datos se realiza mejor de forma iterativa, con el investigador asumiendo lo que se ha descrito como un papel “reflexivo”, en otras palabras, observando, reflexionando, construyendo una teoría y luego volviendo al campo y probándola. El proceso de prueba es esencial, debido al elemento inevitable de subjetividad en un método de investigación en el que el investigador es el instrumento.

Hay una serie de consideraciones prácticas con los métodos etnográficos (como ocurre con todos los métodos de investigación):

Tiempo. Completar los estudios lleva mucho tiempo. Si está pensando en hacer de la etnografía uno de sus enfoques para una disertación, ¿tendrá tiempo suficiente antes de la fecha de finalización? Si forma parte de un proyecto de investigación importante, ¿cubrirá el proyecto los costos?
Lugar. Debe asegurarse de que puede obtener la cooperación de la organización que desea observar, y decidir si desea ver toda la organización, una parte de ella o una sección transversal.

Métodos de recopilación de datos y triangulación

La mayor parte de la investigación etnográfica hace un uso considerable de la observación participante, generalmente triangulada con entrevistas, con “informantes clave” en particular. La triangulación es particularmente importante ya que un método por sí solo no suele ser fiable.

Además de las entrevistas, las conversaciones “informales” ordinarias, que no son como las entrevistas en el sentido de que no tienen un propósito particular, aunque se pueda utilizar una técnica de interrogatorio, pueden producir información invaluable. También se puede obtener mucha información de otras fuentes, en particular:

Documentos escritos, por ejemplo, correos electrónicos, documentos de políticas, actas de reuniones, organigramas, informes, manuales de procedimiento, material corporativo “oficial” como intranet, folletos, comunicados de prensa, publicidad, páginas web, informe anual.
Eventos y rituales corporativos, en particular la conferencia anual de personal, la fiesta de Navidad, etc.
Branding – logotipo y cómo se aplica, eslogan, etc. La marca es un uso particularmente fuerte del simbolismo.
Ubicación del sitio, entorno construido, diseño, etc.
De hecho, una de las ventajas de la etnografía es que permite múltiples métodos de recolección de datos.

Otro método utilizado es el del diario, que los participantes deben rellenar (también se rellenará un diario como parte de la observación de los participantes, ver recogida de datos). Esto puede haber establecido categorías como en la observación estructurada, o se le puede pedir al participante que mantenga un registro de sus experiencias (por ejemplo, sus reacciones a un curso de capacitación) o de lo que hace.

Ejemplos
En “Ethnography of an American main street” (Susie Pryor y Sanford Grossbart, International Journal of Retail & Distribution Management, Vol. 33 No. 11), los investigadores utilizaron como métodos de recolección de datos 240 horas de observación participante, incluyendo trabajo como minorista, compras y asistencia a eventos (ventas en la acera, desfiles y exposiciones de arte), que triangularon con 60 entrevistas de campo y 12 entrevistas con informantes clave con minoristas, así como datos secundarios de los medios de comunicación locales, incluyendo reportajes de noticias y video clips. Las pruebas se recogieron en forma de entrevistas grabadas, notas de campo y fotografías.

En “Observe, record, then beyond: facilitating participant reflection via research diaries” (Qualitative Research in Accounting & Management, Vol. 2 No. 2 No. 2), Kate Lewis et al. describen cómo se utilizaron los diarios para triangular con entrevistas en un proyecto de investigación para conocer el aprendizaje tecnológico en pequeñas explotaciones lecheras.

En “The human resource management practice of retail branding: an ethnography within Oxfam Trading Division” (Stéphane J.G. Girod, International Journal of Retail & Distribution Management, Vol. 33 No. 7), se trianguló una amplia observación de los participantes con diez entrevistas semiestructuradas de una hora de duración y entrevistas informales en los corredores, junto con un escaneado de la intranet de la empresa.

Referencias

Arnould, E. y Wallendorf, M. (1994), “Market-oriented ethnography: interpretation building and marketing strategy formulation”, Journal of Marketing Research, Vol. XXXl, noviembre, pp. 484-504.

Fielding, N. (1993), “Ethnography”, en Gilbert, N. (Ed.), Researching Social Life, Sage, Londres.

Hochschild, A. (1979), “Emotion work, feeling rules, and social structure”, American Journal of Sociology, Vol. 85 No.3, pp. 551-75.

Malinowski, B. (1922), Argonauts of the Western Pacific, Routledge y Kegan Paul, Londres.

Singh, V. y Dickson, J. (2002), “Ethnographic approaches” en Partington, D. (Ed.), Essential Skills for Management Research, Sage, Londres.

Fuente (inglés):.emerald group publishing