Saltar al contenido

Museos en una Era de Migraciones | Entrevista con Luca Basso Peressut

luca basso

Museos en una era de migraciones | Entrevista con Luca Basso Peressut

Por Luca Basso Peressut
28 de enero de 2017
¿Cuál crees que es el resultado más importante del proyecto MeLa? Con base en el actual escenario socio-político europeo y luego de la escalada de conflictos y tensiones que caracterizaron los dos años transcurridos desde el final del proyecto MeLa-ataques terroristas, crisis de refugiados, BREXIT … -¿cree los resultados que se lograron aún ¿Se relevante?

Aunque en los últimos años se han erigido muros, barreras y vallas en Europa y varios políticos están trabajando para consolidar el nuevo nacionalismo y separatismo, en realidad estamos viviendo en un mundo cada vez más globalizado, en el que los flujos de personas, bienes, información e ideas determinan los procesos eso parece imparable e ir más allá de cualquier restricción impuesta artificialmente. Es un escenario que nos ofrece modos de intercambio inesperados, donde la comparación de culturas, ideas, recuerdos e identidades provenientes de diferentes contextos está socavando la homogeneidad social que ha sido durante mucho tiempo una característica de las áreas geográficas que actualmente enfrentan dificultades con la relación entre el ‘yo’ y el ‘otro’.

La relación tradicional entre lugares, identidad y memoria ya no es única: la movilidad y la migración se producen en una compresión espacio-tiempo que conduce a una desterritorialización de la identidad, a una separación entre las personas y su lugar de origen. Al mismo tiempo, se está produciendo una nueva territorialización de, y dentro de las áreas, de acuerdo con grupos múltiples y transculturales que se enfrentan en un espacio cosmopolita pluralista construido sobre redes y nodos metropolitanos / territoriales que se superponen con áreas nacionales tradicionales. Como Ackbar Abbas, ex codirector del Centro para el Estudio de la Globalización y la Cultura de la Universidad de Manitoba, escribió: “la migración significa (…) no solo cambiar los lugares; también significa cambiar la naturaleza de los lugares “.

En este contexto, se requiere un enfoque innovador del uso del patrimonio cultural que vaya más allá de lo que pertenece a un territorio único, a un idioma específico o una “comunidad imaginada”, y que, por el contrario, sea capaz de representar segmentos de estructuras sociales que están ampliamente diversificadas por edad, cultura, género y etnia, etc. Esto significa reorganizar las relaciones codificadas sobre una nueva base entre los activos, las instituciones culturales, el espacio social, urbano y arquitectónico. Los museos como instituciones destinadas a favorecer formas inclusivas de relaciones culturales dentro de las comunidades (es decir, “lugares donde las culturas se encuentran”) están fuertemente comprometidos con la tarea de representar estos aspectos de la sociedad contemporánea y su complejidad.

Cada vez es más necesario desarrollar una cultura de complejidad. Los museos deberían representar la complejidad como un campo de investigación en constante evolución; los museos no pueden simplemente acumular datos y objetos, sino que deben volver a dibujar la matriz que mantiene juntos los patrimonios, el conocimiento y los principios que cambian constantemente. A la luz de las transformaciones globales que ocurren en este nuevo milenio, los museos están programando una agenda muy agitada, que incluye el reconocimiento y la representación de temas y temas en una perspectiva contemporánea: minorías y ‘otras’ culturas, así como la inclusión de ‘difícil’ o temas “controvertidos” como guerras, conflictos, segregación, racismo, diáspora, violencia, etc.

Al mismo tiempo, los museos como lugares que están “habitados” por sus visitantes son los espejos de la identidad. Al utilizar los espacios del museo, las personas manifiestan su presencia como sujetos activos, ya que tienden a desarrollar una relación especial con el contenido mostrado, investigando la relevancia de sus actividades y experiencias en la vida cotidiana; el interior del museo debe alcanzar el exterior. Las formas, los espacios y los lenguajes de la exhibición y la arquitectura de los museos caracterizan la identidad cívica de la institución al expresar su posición en el sistema de contextos urbanos como “dispositivos” para representar las diferencias y especificidades del cuerpo social contemporáneo. Esto significa definir valores y significados dentro de un nuevo espacio de intercambio social, así como una idea de la cultura como una práctica comunitaria participativa y creativa.

Estos temas, que fueron el centro de las discusiones del proyecto de investigación MeLa, continúan siendo un punto de referencia para una visión innovadora del papel de los museos en la actualidad y en un futuro cercano, como se estableció desde su inicio en 2011: “Adoptar la noción de la migración como paradigma del mundo contemporáneo global y multicultural, MeLa reflexiona sobre el papel de los museos y el patrimonio en la Europa contemporánea. El proyecto investiga cómo y en qué medida los cambios en la población y la demografía, el impacto de los nuevos medios, la consiguiente estratificación, complejización y fragmentación de las sociedades e identidades y el reconocimiento de la centralidad de dichos cambios en la experiencia humana de la vida y la sociedad en la modernidad, hacer, podría y debería afectar a los museos europeos contemporáneos, significados como espacios y procesos culturales, así como lugares físicos. Varios programas de investigación europeos actuales de alguna manera articulan y profundizan los problemas que fueron investigados por primera vez por el proyecto MeLa: por ejemplo, la relación entre identidad y lugar, el papel de la intervención artística en el desarrollo del patrimonio cultural, los problemas complejos relacionados con representando guerras y conflictos en museos, tanto en términos de narración y exhibición museográfica. Entrevista de Francesca Lanz, Christopher Whitehead y Michela Bassanelli

* Luca Basso Peressut es profesor de Arquitectura Interior y Diseño de Exhibiciones en el Politécnico de Milán, Director Adjunto del Departamento de Arquitectura y Estudios Urbanos y Coordinador de la Junta Académica del Programa de Doctorado en Diseño Arquitectónico, Urbano e Interior. Desde 1993 ha participado en numerosos proyectos de investigación nacionales e internacionales relacionados con los museos y la museografía. Coordinó el proyecto de investigación MeLa – Museos europeos en una era de migraciones que coordinó desde marzo de 2011 hasta febrero de 2015.