Oaxaca, en el Distrito Mixe de la Región Sierra Norte

La unidad y algunos aspectos más destacados …

El ecoturismo tal como lo conocemos en el distrito de Ixtlán de la Sierra Norte, puede que nunca llegue al Mixe debido a su distancia de la ciudad de Oaxaca, entre otros factores. Sin embargo, el Mixe todavía tiene muchas de las trampas que atraen a los viajeros que desean alejarse de la vida urbana y ver lugares diferentes y más naturales. En términos de cultura material, el distrito de hecho puede ser superior. Sin duda, la unidad, que se maneja mejor como una excursión de dos días, tiene mucho que ofrecer desde el momento en que comienza su ascenso desde los valles centrales de Oaxaca.

¿Qué hay en la tienda si se aventura con su propio vehículo? Kilómetro trek (ida y vuelta), son pinturas rupestres; resortes en cascada; comidas tan frescas que los restaurantes al borde de la carretera no necesitan refrigeración; mercados; subproductos de la planta de agave tales pulque y mezcal; cerámica en un estilo y color que no se encuentran a menudo en la capital del estado; y sobre una base diaria, mujeres con vestimenta regional única.

La unidad en sí, sin paradas o viajes laterales, toma más de 3 horas, comenzando en Oaxaca y terminando en el destino final recomendado de Santa María Tlahuitoltepec. Pero es el viaje el que posee gran parte del atractivo.

Conducir desde Oaxaca a San Lorenzo Albarradas, situado en la cúspide del Mixe, toma alrededor de una hora, y se puede acceder siguiendo por la carretera 190 más allá de Mitla. La primera visión de interés es Xaagá, un pequeño pueblo cuya industria principal son bufandas de algodón, chales y rebosos, así como camisas y blusas, todos vendidos al por mayor a intermediarios o comerciantes con puestos en Mitla, Tlacolula, el Tule u Oaxaca. . Xaagá también es conocido por sus pinturas rupestres de 3.000 a 10.000 años de antigüedad. Por entre 50 y 100 pesos puedes contratar a un local para que te guíe hasta ellos. Los últimos metros de la excursión son una subida difícil, así que use botas de montaña o zapatos para correr. Incluso si no haces el tramo final, los dibujos serán bastante cercanos y fáciles de fotografiar. Puede continuar por el camino de tierra desde Xaagá hasta los burbujeantes manantiales y "cascadas" de depósitos minerales en Hierve el Agua. Ideal para nadar, en uno de los dos charcos que alcanzan poco más de 6 '. A menos que empiece bastante temprano, se recomienda que se detenga en solo uno de estos dos lugares, tal vez guardando el otro para el regreso, dependiendo del tiempo disponible. Si es Hierve el Agua, es mejor tomar la ruta alternativa volviendo a la autopista 190, especialmente durante la temporada de lluvias, ya la luz de la disputa actual (un inconveniente) entre dos pueblos cada uno reclamando el derecho a cobrar una tarifa de entrada a los turistas .

De regreso en la autopista 190, después de unos 10 minutos pasará San José del Paso a la izquierda, otra comunidad marginal cuyos residentes tienen una vida modesta produciendo textiles de algodón. Unos minutos más tarde se encontrará con dos pintorescas "fábricas" de mezcal, directamente al otro lado de la carretera, mucho más rústicas y tradicionales que las grandes instalaciones más comerciales que atienden a los turistas, con las que uno se encuentra camino a Mitla. En resumen, una de las dos pequeñas instalaciones estará en plena producción, con la posibilidad de presenciar un par de pasos en el proceso, ya sea la cocción de agave en un horno en el suelo, una mula que triture el subproducto cocido, fermentación en cubas de pino, o la leña aún con el más puro mezcal goteando en un recipiente de plástico o cobre.

Si se pierde el proceso, unos 10 minutos más a lo largo de la carretera, justo antes del corte de San Lorenzo Albarradas A la izquierda se encontrará con otra fábrica de mezcal, esta con un restaurante combinado titulado Comedor El Tigre. Sin electricidad y sin refrigeración. Innecesario. Una familia muy amigable es propietaria del lugar. No esperes un menú, sino la madre o su nuera rimando lo que está disponible para el desayuno o el almuerzo: memelitas, quesadillas, huevos al comal, huevos con chorizo, chorizo ​​asado, tasajo, cecina o un guiso diario . Todo seguro. Servido con frijoles y, por supuesto, salsa recién hecha y servida en su molcajete. Quizás lo mejor de todo es poder recoger una tortilla directamente del comal en llamas abiertas.

Cerca de un kilómetro arriba de la carretera encontrarás un letrero que te dirige a la derecha hacia Hierve el Agua (por la ruta alternativa) . Los últimos 15 minutos de viaje a Hierve el Agua están en camino de tierra, pero se está cortando una nueva carretera asfaltada a través de la cordillera.

Hasta este punto en el tiempo en el viaje la vegetación, desde el acercamiento a Mitla, ha sido matorrales mixtos, cactus y algunos cultivos en cultivo, con predominio de agave.

De vuelta en la carretera principal, la siguiente hora se pasa gradualmente subiendo a Ayutla, la primera ciudad de importancia en el Mixe. La vegetación cambia rápidamente de agave a pino y otras coníferas, y la construcción de ladrillo a madera. Grandes bolsas de carbón de pino en venta salpican los bordes de las carreteras. Al acercarse a Ayutla, a su izquierda descubrirá el primero de dos o tres puntos de alfarería. Pase por aquí, haga algunas compras, o simplemente mantenga una nota mental de los precios, ya que se detendrá en otro más adelante y siempre podrá regresar a este en el viaje de regreso.

También comenzará a ver granjas de truchas, con tanques grandes hechos por el hombre alimentados con un flujo continuo de agua dulce desde los manantiales más arriba. No son para pescar, sino para comprar pescado fresco para llevar a casa o comer en un restaurante contiguo. En este viaje pasamos la noche en el Hotel Restaurante "Tek", ubicado a la izquierda, justo detrás del Restaurante el Epazote. "Tek" sirvió la mejor trucha que mi esposa haya comido, horneada en una gran hoja aromática y sellada con papel de aluminio, con un relleno de quesillo derretido, tomate, chile y otras especias, y cubierta con mayonesa de chipotle. El hotel, supuestamente lo mejor que la ciudad tiene para ofrecer, era básico hasta el extremo, con baño compartido. Lleve sus propias sábanas y fundas de almohadas. Por 200 pesos por noche para una pareja, sin embargo, era difícil quejarse. Cena para dos con un par de tomas de mezcal, una cerveza y agua embotellada llegó a 126 pesos.

En este sábado en particular, hubo carreras de caballos sin respaldo en las afueras de la ciudad, en un valle salpicado de piscinas de agua dulce adecuada para nadar en familia. Nuestros anfitriones del hotel tuvieron la amabilidad de llevarnos a las carreras. Desafortunadamente, la vista principal de la ciudad, los manantiales en cascada que aparentemente están en un entorno bastante pintoresco, eran inaccesibles como resultado de una disputa sobre los derechos de agua entre esta población y la del pueblo de la carretera, Tamazulapan del Espíritu Santo. Suena familiar, ¿no?

Tamazulapan está a unos 15 minutos de Ayutla. Al acercarse al pueblo, a la izquierda verá otra salida de cerámica de terracota. El propietario y sus hijos son muy amables y, de hecho, se ofrecieron a llevarnos a un pueblo cercano donde se forma y despide la cerámica. También nos acompañó al mercado, nos mostró, y nos pidió que nos aseguráramos de no perdernos el festival de pulque programado para más tarde ese domingo.

Aquí finalmente estás en el corazón del país Mixe y verás a mujeres vestidas en atuendo típico que consiste en un reboso oscuro sobre la cabeza, blusa blanca en uno de una variedad de estilos y bordado con pespuntes reveladores, y ya sea una larga oscuridad o blanco con una falda bordada con un cinturón envolvente de hojas de palma sobre el cual un rojo, se ata el segundo cinturón de algodón bordado con colores.

Hasta hace poco no había día de mercado en Tamazulapan, la gente del pueblo que asistía a Ayutla para su mercado dominical. Pero ahora, como resultado de la disputa, Tamazulapan tiene su propio mercado dominical. Mientras que las blusas tradicionales se pueden comprar en el pueblo a un precio razonable si se compran en la cooperativa de mujeres, hay una mejor selección en el camino en Santa María Tlahuitoltepec.

Tlahuitoltepec está a unos 35 – 40 minutos en auto de Tamazulapan, los últimos 15 más o menos minutos en un camino de tierra, serpenteando y sumergiéndose en el valle. Su día de mercado es el sábado. La ropa nativa a la que se hace referencia anteriormente se fabrica en ranchos bastante cerca de la ciudad. Si le interesa ver el proceso de producción, pregúntele a un residente y lo orientarán en la dirección correcta. Aquí, como en las otras ciudades de mercado, encontrará una bebida fermentada de caña de azúcar y pulque fresco. Curiosamente, el mezcal no se produce en las cercanías, al menos no que pudiéramos saber, pero el pulque, que proviene de una variedad diferente de agave, el pulquero, es una bebida común que se vende en la calle y en los mercados. La razón es probable que el pulquero tolera un clima más frío que la variedad espadín de agave de la cual se produce la mayoría del mezcal.

En cualquiera de los tres pueblos y ciudades anteriores puede caminar en el campo, conocer a los residentes locales, y cálidamente bienvenida. No están tan acostumbrados a encontrarse con extranjeros como los de los otros distritos de la Sierra Norte, y muchos luchan con el español. Descubrirá que cuanto más se adentra en el Mixe, más personas de voz suave se vuelven, notablemente más que las que se encuentran en los valles centrales de Oaxaca.

El orden de las vistas esbozado anteriormente es simplemente una función de comenzar en Oaxaca y el listado arbitrario de paradas en el orden en que se encuentra inicialmente cada pueblo o pueblo. Por supuesto, diseñe su propio itinerario, considere días de mercado, cuando quiera parar en qué restaurante y para dormir, y lo más importante, en función de sus intereses particulares, ya sea para comprar artesanías, ir de excursión o simplemente para conocer y quizás fotografiar el local gente. Sin lugar a dudas estaremos de vuelta en el Mixe, deteniéndonos en diferentes lugares, deambulando por la carretera hacia el más pequeño de los caseríos, y seguramente llegando más adentro del distrito, llegando finalmente a Santiago Zacatepec.

Reply